EVITAR LA EJECUCION DE LA HIPOTECA


Si tenéis una hipoteca y otros préstamos que no podéis pagar, es posible que estéis en alguna de esta situación:

- puedo pagar la hipoteca, pero no el resto de los préstamos.

Si tu hipoteca está muy próxima al valor real de la vivienda, los otros acreedores será muy difícil que soliciten el embargo de la misma. Entonces irán a por otros bienes, incluidas las rentas.

Si quieres mantener la vivienda, sigues pagando la hipoteca y a esperar el embargo de la nómina, cuentas, algunos bienes muebles, etc...

Si tu hipoteca está muy alejada del valor real de la vivienda, los otros acreedores sí que preferirán el embargo de la misma.

Por ello, sería conveniente solicitar una ampliación de la hipoteca que se aproxime al valor real, para que con esta actuación, evitar el embargo de la misma.

- no puedo pagar ni la hipoteca ni el resto de los préstamos.

Si quieres mantener la vivienda, negocia con tu entidad una ampliación del importe (si está muy alejado del valor real) y una prolongación en el tiempo de pago.

Si te has quedado en el paro, puedes solicitar un aplazamiento de la mitad de la cuota de la hipoteca por dos años.

Otro consejo: leeros el contrato de la hipoteca. En mi caso descubrí que tenía derecho a estar dos años sin pagar (de carencia) si se cumplían unas serie de condiciones. A lo mejor, lo que queréis pedir ya lo tenéis.

En resumen: es mejor seguir pagando la hipoteca, si la vivienda te gusta, que tener que irte de alquiler.

El banco que tiene la hipoteca hará todo lo posible porque ésta no se ejecute.

Comentarios

Entradas populares